¿Cómo Liderar a la generación Millenial? – ¿Son realmente tan diferentes?

¿Por qué tengo que hacer esto? ¿Esta tarea me da a mí o a la empresa algún significado real? ¿Estoy disfrutando mi trabajo? ¿Realmente necesito este trabajo? ¿Estoy haciendo mi trabajo correctamente? ¿Me toman en serio en esta empresa? ¿Dónde y cómo voy a crecer en esta empresa?

Estoy seguro de que la mayoría de ustedes se han preguntado al menos una de estas preguntas a lo largo de su vida profesional. Y precisamente esta afirmación es una de las principales diferencias entre las generaciones actuales dentro de la fuerza laboral activa, porque mientras usted, tal vez un miembro de la Generación X, se hizo estas preguntas a lo largo de su vida, para nuestros jóvenes millennials, ¡esto es solo un lunes por la mañana!

A pesar de que estas preguntas también están siendo formuladas por los miembros de Baby Boomers y Gen X, la diferencia se basa en la frecuencia y la intensidad con que los jóvenes millenials necesitan las respuestas. Entonces, las respuestas a estas preguntas deben ser constantes para que estén seguros de que están en el lugar correcto y dentro del camino correcto para sus vidas.

Por ejemplo, cada empleado debe ser reconocido. Digamos que un empleado de la Generación X realizó un asombroso proyecto que le ha dado a la compañía resultados sobresalientes, por lo que espera al menos un “buen trabajo” al final del arduo trabajo. Los millennials son diferentes, la reafirmación de que se sigue el camino correcto es crucial, por lo que el reconocimiento hasta el final del proyecto es, básicamente, demasiado tarde.

Esto no significa que necesiten o esperen recompensas por cada pequeño paso que den hacia un objetivo, sino que lo que necesitan es una retroalimentación constante. Recuerde que quieren significancia, por lo que los comentarios les permiten saber que son una parte importante de la empresa, así como también el trabajo que están llevando a cabo.

Otro ejemplo es el desafío, necesitan ser desafiados constantemente. Esto no significa que busquen una sobrecarga de trabajo que hacer, porque esto será insignificante. Deben ser desafiados en sus habilidades profesionales y personales para mantenerlos interesados. Un objetivo que exige de ellos su mayor esfuerzo para sacar lo mejor de ellos. Quieren crecer con la empresa y a veces esto significa que quieren moverse constantemente. El establecerse no es parte de ellos, por ello, si el objetivo o la tarea no son lo suficientemente desafiantes, entonces no tiene la importancia necesaria y por lo tanto, quieren pasar al siguiente nivel, o incluso al próximo trabajo.

Piense en empresas exitosas que han podido incluir a los millennials en su fuerza de trabajo principal. Apple y Google invierten grandes sumas de dinero en programas de pasantías desafiantes y agresivas. Desafían a los millennials hasta sus límites para obtener el mejor talento, mientras les brindan la mejor calidad de vida que cualquier persona puede esperar de una empresa. Unilever tiene un programa de capacitación en el que, en el proceso de selección, los millennials se enfrentan al desafío de dejarles saber que, desde el principio, su trabajo tendrá un impacto directo en el negocio y que su primer gran reconocimiento será convertirse en Gerente después de un intenso programa de dos años en el que pueden demostrar el éxito en asignaciones específicas.

Estos son solo ejemplos de cómo los millennials se comportan debido a sus expectativas y necesidades dentro del mundo corporativo. Ahora piénsalo, ¿no sientes lo mismo acerca de tu rol dentro de la compañía en la que trabajas? Quizás no siempre, pero la necesidad de tener un trabajo significativo y desafiante no es una demanda exclusiva de los millennials. La diferencia se basa en su incredulidad sobre el status quo y la necesidad de cambiar para mejorar. Si se está preguntando cómo liderar a un miembro joven y talentoso de su equipo, tal vez primero tenga que analizar el papel por sí mismo y asegurarse de que el rol sea significativo, desafiante y siempre exija lo mejor de su colaborador mientras brinda retroalimentación adecuada y oportuna. Puede sorprenderse que no solo los millennials comiencen a comportarse de manera diferente y positiva hacia la compañía.

Los millennials están aquí para disfrutar el viaje, no necesariamente dando importancia al destino. Tal vez los líderes también puedan aprender de esta forma de vida simple pero poderosa.

Para obtener más información, un video increíble:

All Work All Play  https://youtu.be/faYL6b4-vqQ